19. ¿Qué hace una au pair? (pero de verdad)


Trabajo de verdad


Ser au pair es un trabajo de verdad, no es sólo estar cuidando de tus HK, son también muchas más cosas, desde limpiar la casa hasta ser la madre perfecta de estos niños. He aquí el testimonio de Elena (Española, au pair en Inglaterra), es interesante porque tenemos el antes y el después.

Antes (dos semanas antes de llegar a casa de su HF):
A veces no puedo dormir de imaginar cómo será mi vida en otro país, con otra gente, con otra cultura, mejorando el idioma y que más, que estar rodeados de niños, cuidándolos, jugando y haciendo infinidad de actividades con ellos y aparte te pagarán por hacer todo. Esto, suena totalmente increíble.

Después (un mes después de llegar a casa de su HF):

Desde un principio me insistí: “¡¡Vas a trabajar mucho!!”, cosa que la verdad no me había quedado tan clara, yo tenía la idea de pasarla bien, viajar, eso sí cuidar a los bebés pero nunca con la conciencia del arduo trabajo que significan.

Nicole (Argentina, au pair en Estados Unidos): “Desde antes de inscribirme con la agencia busqué y busqué por qué alguien sería au pair. Encontré chicas que, con poca experiencia con niños, creían que se iban de vacaciones a hacer nada y a tomarse un año sabático para viajar y aprender inglés. ¡No! quien tenga experiencia con niños bien sabrá que no es todo color de rosas, no es sólo jugar con ellos o verlos desde un sillón. Hay que aguantarlos cuando se pongan caprichosos, educarlos (como la HF diga, pero educarlos), ponerles límites y aguantarse los berrinches, hacerles hacer cosas que no quieren hacer y aguantarlos quejarse, llorar y chillar por eso, ser un modelo a seguir y enseñar con el ejemplo. Ser au pair está muy lejos de hacer nada. Cuidando niños aprendí a tenerles paciencia, a aguantarlos cuando se ponen pesados, a manejarlos en situaciones difíciles, a convencerlos de que hagan lo que tienen que hacer. Obvio que me divierto y me encanta (si no no hubiese elegido ser au pair), pero estoy consciente del trabajo que es. Les recomiendo que piensen mucho si ser au pair es lo suyo, y si tienen dudas, cuiden niños, pidan que las dejen trabajar (gratis, obvio) en una guardería, colegio, club o lo que sea y así se van a dar cuenta. No las trato de asustar ni mucho menos, trabajar con criaturas es hermoso, pero hay que ser realistas.

Stéphanie (Belga, au pair en Portugal): “Y dicen que ser au pair resulta sencillo, ¡ja! El problema de ser au pair es que no puedes ponerte a leer un libro o estar con el ordenador mientras tus niños juegan en el jardín, porque pese a que si los padres lo hacen no hay problema, que una au pair haga eso es delito, porque no sólo tienes que cuidar de los niños, también tienes que estar encima de ellos remarcando y demostrando que realmente los tienes controlados. Tampoco puedes dejar a cada uno en su habitación para que ''busquen algo que hacer'' porque parte de tu trabajo es hacer que se lo pasen bien y disfruten. Y ni te cuento lo de las tareas domésticas…

Todo queda perfectamente explicado en el testimonio de Sally:
Sally (Inglesa, au pair en Alemania): “Au pair vaga mucho no dura.

Organización


Es mucho más fácil trabajar con horarios definidos y tareas claras, así te puedes organizar tu propia rutina. Si ves que la HF está un poco desorganizada, no dudes en proponer crear un planning donde todo lo que tienes que hacer cada día aparece claramente. Si estás en una HF donde tienden a exagerar las tareas de limpieza, hacer un planning permite evitar ciertos abusos ya que al plasmar todas las tareas en papel puedes insistir en que eres su au pair, no su interna o señora de la limpieza.

Dakota (Norteamericana, au pair en España): La familia me ha mandado mi horario, como dije, son súper organizados y ya sé cuáles van a ser mis tareas.

Marisol (Española, au pair en Luxemburgo): “Tengo una pizarra con los planes del día y cada uno puede ver ahí lo que tiene que hacer.

Caterina (Italiana, au pair en España): Lo ideal es tener un planning muy claro: Mi host mom y yo tenemos un calendario para mis horas de la semana. Por lo general se arma durante el fin de semana y ahí se especifican todos mis horarios con responsabilidades específicas de cada día. Como "cambiar sabanas" los lunes o "aspirar habitaciones" los martes.

Gabriela (Argentina, au pair en Francia): Generalmente limpio y arreglo la casa mientras mis HK duermen la siesta porque es más fácil, aunque a veces decido hacerlo más temprano para que ellos me "ayuden" ya que mis HP siempre dicen que los babies deben ir aprendiendo a ser ordenados. Les recomiendo de verdad dividir los quehaceres por día, es más fácil.

Karla (Alemana, au pair en Estados Unidos): Yo siento que no cubro las 45 horas de la semana jaja... porque no tenemos como un "control" de que se cumplan, la HM me apunta lo que tengo que hacer en un cuaderno que está en la cocina, pero todas las semanas es lo mismo, pero es como la prueba de que lo hice, por así decirlo, y entonces son menos las horas, pero trato de ayudar con lavar los platos después de la cena, limpiar la estufa después de cocinar, cositas así que no se vean uno tan floja, sacar la basura…

Aunque tu HF te proponga un planning, eres libre de organizarte como quieras, dependiendo de tus clases de idioma o de las ganas de cada día. Lo importante es que lo que haya que hacer esté hecho.
Martine (Francesa, au pair en Estados Unidos): “En mi casa la anterior au pair lavaba la ropa de las niñas los lunes, lo que se traduce en tres lavadoras: blanca, color y oscura. Las niñas suelen ayudarme a separar la ropa y a echarla en la lavadora (a su manera). Mientras tanto voy poniendo secadoras, algo que adoro en los Estados Unidos, no tener que estar tendiendo la ropa, de hecho entonces sí que ¡no acabaría nunca con tanta ropa! La familia me dijo que podía cambiar este día o hacerlo a mi manera, pero yo sigo con esta rutina porque me parece más simple. Lo hago una vez a la semana y es un peso que me quito de arriba. ¡A mi madre que está acostumbrada a poner lavadoras a diario le parece una auténtica locura! Y como supondréis las niñas tienen mucha ropa, lo cual me permite despreocuparme por si nos quedamos sin algo. Lo de doblar lo dejo normalmente para el martes cuando las niñas están en la siesta porque con dos no me puedo despistar mucho y todo el rato quieren mi atención.

Rutina de una au pair


Es muy interesante conocer las rutinas de cada au pair, aunque varían mucho según de la edad de los niños que vas a cuidar. Por lo general, si tus HK son pequeños tendrás que pasar bastante tiempo en casa, si van al colegio y hacen actividades tu trabajo consistirá en llevarlo por aquí, por allá y supervisar los deberes, además de todo lo demás...

Bettina (Alemana, au pair en Inglaterra): “Los días de diario me tengo que levantar a las 7:15. Hoy por ser el primer día mi host mum me ha enseñado lo que tenía que hacer. Despertar a los niños, vestir a la niña, darles el desayuno y preparar la comida para el colegio para la niña todos los días y para el niño dos días a la semana (que se me han olvidado cuáles son). A las 8:30 salimos de casa, entran a las 8:35 pero el colegio está muy cerquita. Cuando hemos vuelto a casa mi host mum me ha dicho lo que tengo que hacer por las mañanas, no mucho la verdad, ventilar los cuartos de los niños y hacer la cama, pasar el polvo y la aspiradora de vez en cuando, recoger el lavavajillas/ponerlo y limpiar el baño un par de veces a la semana. Así que como no todos los días tengo que hacer todo no es mucho trabajo. A las 3:15 estaba en el colegio para recoger a la niña. Nos hemos quedado jugando un rato en el parque del colegio y después hemos vuelto, le he dado de merendar y hemos estado viendo los dibujos. Y para terminar la rutina, pues como las anteriores noches, cena a las 6:20, baño y cuento antes de dormir.

Renée (Belga, au pair en Irlanda): Me levanto a las 7:30/7:45, si la mayor todavía no se ha despertado la despierto y bajo a preparar el lunchbox que consiste básicamente en un sándwich con mermelada o jamón y queso, una barrita de cereales o similar y lo que sería un yogur de beber (con pequeñas variantes dependiendo de lo que haya en casa) y un kiwi cortado y pelado o mandarina. A las 8:30 les llevo al colegio. Cuando vuelvo hago las camas de los niños, los lunes hago una limpieza general a fondo, los demás días simplemente recojo lo del desayuno y dependiendo del día pues o paso el polvo, o repaso el baño... Quitando los lunes no suelo terminar más tarde de las 9:30/10... Así que tiempo libre para mí hasta las 15:15 de la tarde, el cual dedico o a ver series, o a ir a dar una vuelta al centro, a comprarme un café y a leer tirada en el césped, o a ir de compras claro. A las 15:15 recojo a los niños, suelen quedarse jugando en el patio del colegio así que llegamos a casa sobre las 16:00, les doy la merienda, juego con ellos o a veces simplemente ven la tele y yo me tiro a descansar en el sofá. A las 17:00 empiezo a preparar la cena, a las 18:00 cenamos todos juntos, después o bien les acompaño a bañarse o bien me quedo recogiendo la cocina después de la cena mientras les bañan sus padres. Y para finalizar dependiendo del día juego un poco con el mayor o le leo un cuento, y a las 20:30 aproximadamente ya he terminado. Tiempo libre de nuevo para mí y vuelta a empezar. Los fines de semana los tengo libres así que por las mañanas duermo y por las tardes o quedo con mi amiga o me voy con mi HF por ahí. Y esta es mi rutina, como veis no me mato a trabajar, así que no me quejo para nada.

Fanny (Belga, au pair en España): Trabajo de 7 a 11 y de 16:30 a 19:30. De 7 a 8 tengo que despertar a la HK, darle el uniforme para que se lo ponga, hacerle la coleta y prepararle el desayuno. Y durante las siguientes tres horas limpio alguna que otra habitación de la casa. Después tengo descanso de 11 a 16:30 y cuando empiezo por la tarde me pongo a planchar o a hacer la cena a la HK. Cuando ella llega le pongo la cena, le ayudo con los deberes, estamos un rato jugando o viendo la tele y le acompaño a la ducha.

Juliette (Francesa, au pair en Alemania): Mi trabajo consiste en despertar, preparar y dar el desayuno a la peque para que vaya al colegio, a las 7:50 la madre la lleva a clases. Desde esa hora y hasta las 11 tendré que hacer alguna tarea en la casa. Y ya después de 16.30 a 19.30 tengo que estar con la HK ayudándola con los deberes, jugando con ella, bañarla, darle la cena...

Luz (Española, au pair en Estados Unidos): Todos los días pasan normales, tranquilos. Me levanto, preparo el desayuno para mi host kid, su lunch, el agua... y me voy a la ventana a vigilarle hasta que sube en el autobús. Luego tengo "libre" hasta que la niña se despierta. Desayuno, jugar, lunch... luego la llevo al colegio y tengo libre hasta que vuelven en el autobús, merienda, deberes, jugar... y luego libre otra vez. Por las mañanas voy variando, unos días vamos al parque, otros a pasear y ver a los patos, otros manualidades... El martes la niña empezó clases de ballet así que con eso ocupamos la mañana. Al mediodía normalmente preparo la cena y hago la colada los días que se necesita... así que vivo tranquila, feliz y relajada.

Summer (Irlandesa, au pair en Portugal): Me he levantado a las 7:30, he bajado a desayunar con los niños, he subido a vestir a la peque (¡tienen uniforme con corbata y todo!), yo y el HD les hemos llevado al cole, después hemos vuelto a casa, me he pasado 2 horas limpiando los cuartos de los niños (cambiar la ropa de las camas, quitar el polvo, recoger los juguetes y pasar la aspiradora). A las 15h hemos ido a buscarles al cole y a las 18h hemos ido a llevar a la peque a su actividad extraescolar. Después ha sido ducha, cena y a dormir.

Lydia (Belga, au pair en Estados Unidos): Me suelo despertar a las 7 menos 10 de la mañana, en ocasiones un poco antes (cuando la madre trabaja fuera) y, a partir de la semana que viene, seguramente me levante a las 6:30. A las 7:20 tengo que despertar al niño mayor, he de confesar que generalmente no me pone pegas y suele despertarse al segundo, claro que si se duerme a las 8 de la tarde no creo que tenga mucho sueño... en los 15 minutos que tarda en vestirse yo suelo ordenar de manera rápida su dormitorio. A las 7:35 despierto y visto al pequeño. A las 7:40 preparo el desayuno y desayunamos, a las 8:00 hora de lavarse los dientes y a las 8:10 camino al colegio donde estoy hasta que el peque entra en la clase a las 8:30. Después de dejar a los niños en el cole, yo marcho a mi clase. De 10:00 de la mañana a 13:00 estoy en clase. A las 13.00 marcho a casa, de nuevo una hora más o menos de viaje. Una vez a casa me dedico a diversas actividades dependiendo del día: lavado y planchado de ropa de los niños, lavado de sus toallas, lavado de sus sábanas. Así mismo, ordeno sus cuartos y la sala de juego (habitación permanentemente desordenada). Por suerte, yo no tengo que limpiar la casa entera (algo por lo que escogí específicamente esta familia), aunque si me estoy volviendo una experta ¿planchadora? También dependiendo del día, recojo a los niños del cole en diferentes horas aunque en general es a las 5 de la tarde. De vuelta a casa del cole preparo la cena (¡Sí a las 5:15 de la tarde!). Lo cierto es que hay una cierta monotonía en cuanto a la cena: pasta y salsa de tomate, pizza, nuggets de pollo, barritas de pescado, pollo al curry, etc. Mientras se hace la comida los niños disfrutan de algo de tiempo libre y yo coloco las ropitas o las toallas en sus correspondientes lugares. Después de la cena, yo limpio la cocina, es decir, coloco los platos en el lavavajillas, friego lo que no va dentro del lavavajillas, limpio la mesa, limpio el fuego (en caso de que lo haya usado), barro, seco lo que he fregado y lo pongo en su sitio. Si la madre llega tarde a casa o está de viaje, yo me encargo de que el mayor haga los deberes (lo cual llega a ser toda una batalla) y después les doy un baño, si tengo suerte y la madre está en casa, ella se hace cargo de todo eso. Si la madre se queda a dormir fuera, yo, además, me ocupo de acostar a los niños. En general, los fines de semana los tengo libre. El viernes a las 18:00 suelo ser libre hasta el lunes a las 6:50 de la mañana, pero es posible que un sábado o un domingo los padres decidan salir y yo me tenga que quedar con los niños.

Federica (Italiana, au pair en Inglaterra): De lunes a viernes: levantarse a las 6:45 para cambiarme, ayudarles a los más grandes para servirles el desayuno, ellos se van solos a la escuela, a los chiquitos les preparo el desayuno y los llevo al bus stop, que está a una cuadra de la casa a las 8:15. Después tengo libre hasta las 2:30 que llegan los niños más grandes, pero ese tiempo les preparo snack y de cenar, llegan los grandes hacen su tarea y se van a jugar o a ver tele, 3:30 tengo q ir por los chiquitos al bus stop, hacen su tarea, comen snack y a jugar 5:00 comen la cena y después jugamos hasta las 8:30 que es cuando llega la madre, entonces yo me subo a mi cuarto a descansar.

Margarita (Venezolana, au pair en Estados Unidos): “De lunes a jueves: At home 8:30 - Good Morning! Las niñas ya han terminado de desayunar con los papis y cuando llego yo bajamos al Playground. A esta hora aún están medias dormidas así que nos acurrucamos juntas en el sofá y vemos algunos dibujos animados para su edad. Cuando ya empiezan a estar más activas jugamos a disfrazarnos de princesas, pintar, pegar pegatinas... depende de lo que ellas quieran. 10:00 - Snack´s Time: Volvemos a la cocina para tomar un Snack. Suelen ser cosas como fruta, tostadas, yogur con cereales, batidos... Mientras ellas comen yo voy mirando que pueden comer como almuerzo o si tengo que cocinar algo. Jardín: Después del Snack si hace buen tiempo solemos salir al jardín y pasamos como una hora jugando fuera en los columpios, bicicletas, pelotas, tizas o simplemente soplando flores, algo que les encanta ahora en primavera. Si el día está malo solemos bajar al Playground y hacer alguna actividad o cocinar algo, les encanta. 12:00 - Lunch Time: Almuerzo, bien puede ser algo que el papi haya cocinado la noche anterior o algo que preparo yo. Después de comer nos lavamos los dientes y si se han portado bien reciben una pegatina que ponen en su pizarra de buen comportamiento. 13:00 - 15:00 Nap Time: Subimos a la habitación, ponemos música relajante. Las pongo en sus camitas, les doy besitos y les doy las buenas noches. Espero que se queden dormidas y se levantan a las dos horas, aunque una de ellas a veces se levanta antes. Este tiempo me viene genial para descansar y retomar fuerzas. 15:00 - Good Morning again! Una vez más depende del tiempo que haga para saber qué tipo de cosas haremos, pero por lo general prefieren estar fuera al aire libre. Si no nos quedamos en dentro haciendo alguna actividad o jugando. 17:00 Dinner: Nos vamos a la cocina y si hay comida hecha pues cenamos al momento y si no cocino algo en 15 minutos y mientras cantamos canciones en español. ¡Ya son capaces de cantar algunas partes de algunas! y nos lavamos los dientes. 18:00 - Free! A esta hora llegan los papis del trabajo o él que trabaja en casa acaba la jornada laboral y se encargan de las niñas.
Viernes: day care (guardería): Me levanto para ayudarles a vestirlas, desayunar y prepararlas y nos vamos al Day Care. Por ahora uno de los papis me ayuda, pero sé que luego tendré que hacerlo yo sola. Están en el Day Care de 9:00 am - 17:00 pm. Prácticamente todo el día. Luego las vamos recoger y les doy de cenar. Este día es un break para mí, pero a cambio tengo que quedarme con ellas alguna noche "pijama party" para que los papis puedan salir y hacer cosas juntos. Yo estoy encantada con esta idea.

Tareas domésticas


Las tareas domésticas vienen “implícitamente” en el trabajo de au pair, incluso si la HF tiene una señora que viene a limpiar su casa, siempre algo te tocará a ti. Desde los primeros contactos con las HF debes indicar claramente lo que estás dispuesta a hacer y lo que no quieres hacer. Las tareas son el principal abuso que sufren las au pairs, volveremos sobre este tema en otro capítulo. He aquí una simple enumeración de lo que seguramente te pedirán.

De todo un poco (o mucho)


Lucie (Francesa, au pair en Alemania): Mi host mum me ha dicho lo que tengo que hacer por las mañanas, no mucho la verdad, ventilar los cuartos de los niños y hacer la cama, pasar el polvo y la aspiradora de vez en cuando, recoger el lavavajillas/ponerlo y limpiar el baño un par de veces a la semana.

Pasar la aspiradora


Olivia (Norteamericana, au pair en Austria): La tarea de hoy era, a parte de las tareas diarias, aspirar. Aspirar la moqueta y las alfombras. He tardado casi todo el día.

Limpiar


Madeline (Inglesa, au pair en España): La HM me pidió que limpiara la cocina a fondo, quitar las cosas, limpiarlas todas, encimeras lavabo, etc. y a parte el suelo que es lo normal cada viernes. Estuve limpiando de 11:00 a 16:00 parando media hora sólo para prepararle el lunch a Lucy. ¡Acabé muerta!

Maya (Francesa, au pair en Inglaterra): La madre me exige más tareas del hogar cada día, el viernes hice más horas de limpieza que de atención a las niñas... Pero bueno, yo cumplo con lo que me dicen, ni más ni menos, de hecho, me he dado cuenta que limpiando estoy a mi ritmo, sin agobios, sin chillidos, sin lloriqueos, así que, me viene bien que la niña se siente un rato en el sofá a ver una peli mientras yo hago limpieza.

Ordenar


Melody (Inglesa, au pair en Francia): La casa era un tiradero juguetes que tenía que recoger todo el día: ropa por cualquier lado, platos, vasos por doquier un desastre. ¡La única cosa limpia era mi cuarto!

Miki (Danesa, au pair en Estados Unidos): “Está bien que yo tenga que organizar el playroom cuando estoy trabajando, pero en mis días libres los niños juegan con sus padres y lo dejan vuelto nada, no son capaces de limpiarlo y al siguiente día me toca de nuevo hacerlo a mí... cosa que no me gusta.

Lavar la ropa


Marion (Belga, au pair en Estados Unidos): Me he pasado tanto tiempo lavando la ropa que soy una experta. Consejos: separar la ropa: blanca, colores y oscura. Mirar las etiquetas de aquellas prendas que creéis que pueden ser delicadas. Para evitar desastres intenta utilizar siempre agua fría. Si las prendas tienen manchas usa algún producto antes de echarla en la lavadora. Como son niños quizás algunas veces la ropa muy sucia estaría bien hacerle un pre-lavado. Si la vamos a meter a la secadora no pongáis las ropas de algodón porque se os pueden encoger. ¡Si mi madre lee esto no se lo va a creer!

Cocinar


Estefanía (Española, au pair en Estados Unidos): Hoy miércoles les he hecho a mi family tortilla de patatas con cebolla y arroz con leche para cenar, y les ha gustado. He de confesar que es la primera vez que hago esos dos platos, y que llevaba cuatro meses que llevo viviendo aquí sin cocinar, pero que me han salido buenísimos.

Magdalen (Sueca, au pair en Irlanda): “La cena era un apartado que me tenía bastante agobiada, porque era la primera vez que iba a cocinar en esta casa, y además sería mi primera experiencia con la "Irish cooking", pero no ha habido ningún problema. Anoche mi HF me explicó paso por paso lo que tenía que hacer.

Planchar


Stéphanie (Belga, au pair en Portugal): ¡Me he pasado toda la mañana planchando! y no exagero al decir toda la mañana porque me he pasado cinco horas planchando. Lo he contado: 52 camisetas, 1 camisa, 23 pantalones, 15 camisetas interiores y 6 jerséis… ¡Odio planchar!

Michelle (Canadiense, au pair en Portugal): Me paso el día planchando... Imaginaros tres niños con uniformes (pantalones de vestir, camisas blancas, faldas y corbatas) y lo que no son uniformes, además por si eso no fuera suficiente, echan a lavar la ropa todos los días, ya sea uniforme y ropa informal...así que me paso, el 50% de mi tiempo de trabajo, planchando...

Mary (Norteamericana, au pair en Suiza): “Mañana me toca trabajar de nuevo, y por lo que veo hay ropa seca encima de un sofá, un tendedero lleno, y una lavadora por tender. Como me esperaba desde esta mañana, se va acumulando y el lunes me va a tocar planchar todo (sí, sé que mi trabajo no debería ser planchar, pero bueno, acordé con la familia que no suponía un problema, claro que no me esperaba esto...).

Jade (Belga, au pair en Austria): He estado planchando. Ya voy teniendo un poco más de soltura, aunque creo que sigue sin ser lo mío. Lo que más odio es planchar sábanas, colchas y todas esas cosas. Tardo mil años y siempre siguen teniendo arrugas. Creo que lo dejo más por impaciencia que por creer que de verdad está planchado. Me entran unos sudores.

Jugar con los niños


El trabajo de au pair consiste sobre todo a cuidar de los niños, la primera ocupación es jugar con ellos, a los niños les encanta que una persona que consideran una adulta se siente a compartir sus juegos. Olvida que ya eres mayor de edad y vuelve unos años atrás para disfrutar con ellos de sus Playmobils, Barbies y demás Legos. ¡Adelante con tu imaginación!

Ludivine (Francesa, au pair en Alemania): Me he pasado la mañana haciendo aviones de papel, animales con pinturas y pompas de jabón.

Vanesa (Argentina, au pair en Estados Unidos): Les enseñé a jugar al juego que nunca falla: el de encontrar cosas y traérmelas. Hice una lista con objetos de la casa y les iba diciendo uno, el primero era almohada, así que tenían que subir corriendo, coger una almohada y traérmela. Pero la regla más importante era que, antes de decirles la siguiente palabra tenían que volver a colocar la cosa anterior en su sitio.

Marifer (Española, au pair en Inglaterra): Hemos estado jugando, con su IPad recién comprado, a un juego de cambiarle la ropa a Barbie ¡Me pasaría horas jugando!

Fernanda Cristina (Mexicana, au pair en Estados Unidos): Yo, jugando con mi HK a que él tocaba la trompeta y cuando la tenía en la boca yo cantaba una canción y bailaba y cuando se la quitaba yo me quedaba quieta y callada.

Cindy (Irlandesa, au pair en Portugal): Por la mañana, durante el desayuno, estuve jugando con los niños a hacer un picnic en la cocina. La verdad es que ya me divierto mucho con ellos.

Sara (Española, au pair en Inglaterra): “Con mi HK me lo pasé genial. Se llevó su coche de bomberos de Fireman Sam y estuvimos jugando a que el tobogán era la estación de bomberos y que nos iban surgiendo emergencias y teníamos que ir a resolverlas. Él era fireman y yo firewoman Sara. Unos niños nos miraban alucinando y queriendo jugar con nosotros.

Lucy (Inglesa, au pair en Portugal): ¡Nos fuimos a las colinas de arena que hace la playa a tirarnos con los trineos! Y yo que pensaba que sólo servían para la nieve... Me lo pasé como una enana y llegué a casa con arenas hasta en el hígado.

Melissa (Norteamericana, au pair en Italia): “Por la tarde me bajé con las niñas al basement y jugamos un rato, acabé sudada, soy una mañaca, es que me da igual revolcarme por el suelo... lo mejor vino cuando mi HK se subía para arriba y su hermano y yo nos quedamos en su casita jugando a veterinarias tomando el té y hasta pariendo bebés. Ahora lo pienso y me meo, como me metí en el papel, me entra la risa, estuvimos muchísimo rato, fíjate que hasta nos dio tiempo a dos embarazos y 50 animalitos que curar, dos tardes de té, mi cumpleaños con regalo (un caballo) incluido, ir de compras al supermercado, pasear a los bebes por el parque... me parto.

Bañar a los niños


Cuando los niños son pequeños, es normal que la au pair los bañe, a muchos niños les gusta jugar en el agua calentita, a otros no…

Matilde (Belga, au pair en Estados Unidos): Por la noche, en el baño, hemos acabado los cinco chorreando y riéndonos un montón. Los pequeños tienen un crazy soap (jabón loco), que es como una espuma de afeitar pero que hace las veces de jabón para niños. Pues el jabón loco, haciendo honor a su nombre, ha empezado a salir solo del bote. Los niños no podían dar crédito. Ya no sabíamos qué hacer con el jabón, le poníamos el tapón y salía volando por la presión. Nos hemos reído muchísimo. Realmente creo que ha sido porque lo he agitado demasiado para que saliera, pero esto es un secreto.

Celeste (Alemana, au pair en Francia): Mi host-mum me ha querido enseñar como bañar al pequeño (tiene un problema de piel y... uf) y deseo no tener que bañarlo nunca sola... Todos los días tenemos que aguantar la gran rabieta para ponerle la crema que necesita y para bañarlo lo mismo, gritos, lloros, patadas... Yo ya tenía unas ganas de cenar e irme a la cama...

Ayudar en los deberes


Si tu nivel de idioma lo permite, quizás tengas que supervisar y ayudar a hacer los deberes.

Ally (Danesa, au pair en Estados Unidos): “El trabajo con mis niñas muy bien, estuve ayudando a la peque con los deberes y tuvimos un pequeño conflicto porque tenía que pintar los dibujos que llevasen la letra U y quería pintar un oso y claro, yo diciéndole que no, que BEAR no lleva U y luego resultaba que es que era un “cachorro” de oso, es decir CUB, jajaja.

Mantener la paz


¿Has oído hablar de los Cascos Azules? Son militares de las Naciones Unidas destinados a mantener el orden, la calma y la paz en zonas conflictivas. Igual que tú…

Amanda (Canadiense, au pair en Italia): Por la tarde me tocó lidiar con las fieras en casa, ¡un show! el mediano pegando a los hermanos, lo castigo, montó la de dios, bajó la madre y castigó al mediano y al mayor, en fin...

Nicolas (Belga, au pair en Alemania): Recuerdo cuando mi hermano y yo peleábamos y que esto le ponía histérica a mi madre. Pues yo aquí igual… Estos niños no paran de pelear, que si uno juega con esto, el otro lo quiere, que si a los cinco minutos lo deja para querer lo que ahora el mayor tiene. Yo en medio, intentando solucionar los problemas y evitar los golpes que vuelan.

Cocinar con los niños


A los niños les encanta cocinar, sobre todo cosas dulces.

Sarah (Irlandesa, au pair en España): Hemos hecho ¡cookies! Es la primera vez que los hacía y la verdad es que nos han quedado buenísimos ¡A mis host parents les han encantado! Nos lo hemos pasado genial pringándonos los tres las manos de harina, mezclando los ingredientes y horneándolas.

Ser enfermera


Ser au pair es estar preparada a curar las pequeñas heridas de tus HK, a poner tiritas (si no llevan dibujitos, que sepas que un corazón dibujado por su au pair ayuda a tus HK a curarse antes), a dar jarabes y demás medicamentos. Pregunta siempre a los padres antes de dar cualquier medicamento a tu HK.

Mélanie (Belga, au pair en Inglaterra): El mediano a veces tiene conjuntivitis, y esa noche se estuvo tocando tanto los ojos que tenía uno bastante feo. No quería irse a dormir, estaba histérico y decía que necesitaba sus gotas, pero no sabíamos dónde estaban. Si alguna vez se os da una situación similar, que no os dé corte llamar a los padres. Pero, ¿cómo vas a molestar a un padre por algo así? Así que cogí de la manita al nene, me le llevé a la cocina para que su hermana no siguiera discutiendo con él, y le di el teléfono para que llamara a su padre. Dijo el padre de volver a casa, pero yo le comenté que no hacía falta, que me dijera dónde estaban las gotas, cuántas eran necesarias, y yo podría hacerlo. Y así fue. Las eché, el niño por fin se pudo acostar, y todos tan contentos.

Enseñar tu idioma


Algunas HF contratan a au pairs para que sus hijos practiquen un idioma de manera constante con nativas. Otras familias simplemente te pueden pedir que les enseñes algo de tu idioma.

Ilda (Alemana, au pair en Francia): “Mi host mum me dijo que les diera clases de alemán a los niños, así que me puse a organizar algunas cosas. La verdad es que me va bien, estoy acostumbrada a programar y preparar el trabajo para muchos niños, lo he hecho en la universidad y trabajando en la guardería.

Elena (Española, au pair en Estados Unidos): “El lunes empecé las clases de español, no tiene mucho secreto, les voy hablando en español todo el día y luego preparé un par de cosas tipo colegio y ya está, la madre contenta y los niños también, así que genial.

Ser la madre cuando la HM no está


Lo que no viene escrito en ningún contrato o página web dedicadas a las au pairs es que tu papel es mucho mayor de lo que te puedes imaginar. No sólo eres la au pair que ayuda en casa y se ocupa de los niños, sino que muchas veces eres la que levanta por la mañana al niño dormido, la que tiende la mano cuando se ha caído, la que lo abraza cuando sale del colegio, la última que le da un beso antes de que se vaya a dormir… Es muy probable que pases más horas con los niños que sus propios padres, la vida es así, los padres trabajan para dar a sus hijos la mejor vida posible, pasan largos días fuera de casa dejándote a ti a su bien más preciado: sus hijos. Pocas veces se agradece a la au pair que sea “la madre de sustitución”, pero sí que muchas veces tú serás la madre cuando tu HM no está en casa.

Liliana (Argentina, au pair en Estados Unidos): Yo ya descubrí que ser au pair es igual a ser mamá 45 horas a la semana; ese es el verdadero trabajo. Más que cuidar, es educar a unos niños… y es por eso que nos pagan. Yo paso al día 9 horas con mis niños, mientras mi HM está con ellos 2 horas y media, que comparación, ¿¿no?? Aunque no es porque quiera, sino porque trabaja todo el día, pero muy buena madre sí que es.

Marie (Belga, au pair en Italia): Ser au pair es ser mamá de medio tiempo, es encariñarte con tus niños sabiendo que no puedes encariñarte de más, es saber dejar tus prioridades atrás porque tu nueva prioridad son los niños. Es en pocas palabras hacer siempre lo mejor por unos niños que ni son tuyos.

Rebecca (Mexicana, au pair en Inglaterra): Pero ser au pair es ser una segunda madre o una "madre de sustitución". ¿Piensan que exagero? Una au pair no sólo vigila a los niños, no, una au pair vive con los niños, los despierta para ir al cole, desayuna con ellos y se encarga de que se limpien los dientes. Una au pair los lleva al colegio y les desea que pasen un buen día. Una au pair los recoge con una sonrisa en la cara aunque haya tenido un día pésimo, les prepara la cena y procura que hagan los deberes. Una au pair lava y plancha sus ropitas, lava sus sabanas y toallas. Una au pair ríe con ellos, bromea con ellas y, en ocasiones, se enfada y pelea con ellos. Una au pair les baña. Una au pair va al cine con ellos y a visitas culturales. Una au pair les proporciona un cariño que, en ocasiones, no reciben de sus padres bien porque están ocupados, bien porque están demasiado cansados para atenderlos.

Carolina (Argentina, au pair en Alemania): Au pairs que se obligan a alejarse de los niños porque ven cómo empiezan a quererlas más a ellas que a sus propios padres, que prefieren estar en las habitaciones de las au pairs que estar con sus hermanos/as o sus padres. Padres ocupados por sus agotadores trabajos, cansados de sus agotadores trabajos para que al final, los fines de semanas, no sepan qué hacer con sus hijos porque en el fondo no los conocen.

Amelia (Mexicana, au pair en Estados Unidos): La au pair acaba queriendo a esos niños casi como si fueran suyos, al fin y al cabo los cuida como hijos y es inevitable quererlos.

Mayte (Española, au pair en Francia): “Charlas de au pair: charlar de nuestras cosas que cada vez más suelen ser sobre si nuestros niños comen, lloran o duermen bien... Nuestras charlas han envejecido diez años.

Isabelle (Belga, au pair en Irlanda): “Pasar de ser la niña a la madre. Creo que eso me va a pasar a mí: soy hija, nieta y sobrina única (única descendiente jejeje) y estoy acostumbrada a ser la peque... Ahora voy a tener que ser absolutamente adulta y hacer de "madre". Es algo que creo que me va a enseñar muchas cosas.

Marisa (Española, au pair en Bélgica): Obviamente no todos los padres son iguales, aunque yo me siento también como una "madre de sustitución" en ocasiones, lo cierto es que tengo la suerte de convivir con una madre atenta que, a pesar de tener un trabajo agotador, procura pasar el mayor tiempo posible con sus hijos y se lamenta de perder actos y celebraciones a las que yo tengo que asistir porque ella debe trabajar. A pesar de todo, y a pesar de ser una madre atenta, se ve obligada a delegar sus obligaciones de madre en mí, que me acabo convirtiendo en una mamá involuntaria.


► GRACIAS POR TU COMENTARIO, 100% AU PAIR ES TU VOZ ◄ 

4 comentarios:

  1. Anónimo1/7/16

    No tenía idea de que iba a ser tanto trabajo, ojalá hubiese leído eso antes, porque por lo que pagan...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/7/16

    ¿¿¿Todo esto???

    ResponderEliminar
  3. Hilda1/7/16

    Yo creo que muchas familias además de todo esto aprovechan tener una aupair para hacer toda la limpieza de la casa. Es mi impresión. Tu blog está genial.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/7/16

    Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...